Dentro del reciente reportaje sobre el nuevo auge del heavy metal tradicional en España, dejamos a un lado una entrevista con Ciclón que nos llegó después de finalizar el reportaje. Pero Ciclón son un grupazo y merecen que les demos toda la cancha del mundo en la web, así que no podemos dejarla en el tintero.

Dentro del reciente reportaje sobre el nuevo auge del heavy metal tradicional en España, dejamos a un lado una entrevista con Ciclón que nos llegó después de finalizar el reportaje. Pero Ciclón son un grupazo y merecen que les demos toda la cancha del mundo en la web, así que no podemos dejarla en el tintero. Sergi Ramos habla con el grupo madrileño, que hace año y medio editó el disco “Fuera de Control”. Pasen y lean.

¿Cómo se formaron CICLON? ¿Cómo os conocisteis?

La banda se forma en 2005, aunque no es hasta 2007 cuando damos nuestro primer concierto. Éramos amigos desde hacía tiempo y lo de la banda fue surgiendo poco a poco. Kike y yo tocábamos la guitarra y empezamos a juntar ideas, luego se unieron Antonio a la batería y Rubén al bajo.

¿Por qué optasteis por rendir homenaje al heavy metal ochentero, pese a no ser la opción más popular hoy en día? 

Simplemente intentábamos reproducir la música que nos gustaba, cada uno dentro de la banda tiene sus gustos pero el nexo de unión siempre fue el heavy rock más clásico. Más que rendir homenaje, se trataba de hacer lo que más nos gustaba y lo que echábamos de menos en la mayoría de las bandas del momento.

¿Qué bandas clásicas son la mayor influencia para CICLON?

Como te digo, cada uno tiene sus gustos, pero el nexo común es el heavy rock cantado en castellano  y todo el sonido de la NWOBHM. A nuestro batería actual le gusta más el rollo progresivo y el power metal. Nos molan Iron Maiden, Judas, Saxon, Scorpions (y a quién no?!), Banzai, Ángeles del Infierno, Barón Rojo, etc.. pero también nos gustan mucho grupos de otros estilos, desde Helloween, hasta Journey. Pero que no se pierda la esencia Rock!

¿Mantenéis la estética más ochentera en vuestro día a día o solo os vestís así para los directos?

Bueno el día a día implica trabajo y ya sabes que hay que adaptarse de alguna manera, pero no nos “disfrazamos” para salir al escenario. Vamos igual vestidos si quedamos para salir de bares o para dar una vuelta.

Os provoca risa o choteo llevar la estética ochentera? Crees que está más “penalizada” socialmente que otro tipo de estéticas?

Dentro de la estética ochentera hay de todo, y algunas pintas pueden llegar a ser ridículas, igual que en los grupos modernos también hay cada uno que roza el ridículo en muchos casos. En nuestro caso vestimos de la manera heavy tradicional porque siempre hemos vestido así, pero no lo hacemos de coña en plan Gigatron ni nada de eso, porque para bien o para mal nos lo tomamos bastante en serio. Las pintas heavys siempre han sido bastante penalizadas, por eso da un poco de pena que gente del mismo rollo nos mire mal porque nos vea más desfasados, cuando seguro que a ellos les miran también mal en el metro gente que no tenga nada que ver con el Rock. Obviamente, defendemos la libertad para que cada uno vista como le de la gana, ya sea con leotardos fucsia, o con pantalones cagaos enseñando el calzoncillo (risas).

Dentro del metal de nuestro país ¿crees que tocar metal ochentero está peor visto que ser un clon de Sober o Lamb of God?

Sí, hay cierto desprecio por lo nuestro en general, y si hablamos de heavy clásico mucho más, hay una tendencia a descalificar o darle un matiz cutre a todo lo que se hace aquí y eso es bastante injusto. Hay gente que no se para a escuchar los discos ni analizar nuestras letras, ve la estética y ya lo rechaza porque piensa que no le va a gustar.

¿Qué es lo que debe tener una buena banda de heavy ochentero para vosotros?

Tampoco creo que sea una etiqueta en la que haya que encasillarse, nosotros hacemos heavy clásico con letras en castellano, damos mucha importancia a las letras, todas tienen un mensaje o una historia detrás, y también una parte de crítica social muy fuerte. Creemos que el heavy debe ser la voz de la calle, no podemos vivir en bosques encantados ni en cuentos de hadas. Esa fue una de las motivaciones para montar la banda: contar lo que nos pasaba con letras elegantes y directas. En definitiva hacer algo que suene directo y auténtico.

¿Que opina vuestra madre de que llevéis pantalones elásticos?

Ya se han dado por vencidas (risas).

Hay una gran escena de asociaciones, pequeños festivales y fans dedicados a este género. ¿Recibís apoyo unos de otros o son entornos más o menos cerrados y sectarios unos con otros?

Un poco de todo, pero se ha generado mucha mala fama y una imagen un poco desviada, y eso ha provocado cierto ostracismo. Pero bueno, el heavy siempre ha sido marginado, lo malo es que ahora dentro del heavy, se ha marginado al heavy tradicional. Todo esto comenzó con la sencilla idea de crear un soporte para poder escuchar bandas de heavy (en todas sus vertientes) más tradicional, sin tener que ir a la moda ni nada de eso, y así poder disfrutar de bandas con un sonido clásico, que era algo complicado de ver. Grupos innovadores o que trataban de serlo, había hasta debajo de las piedras (risas).

A qué se dedican los miembros de la banda cuando no estáis tocando?

Tenemos a la base rítmica en el sector de la informática, Kike estudiaba filosofía y trabajó en un negocio familiar, y ahora trabaja para una ONG y Pablo es historiador y trabajaba en una biblioteca y actualmente anda en un negocio familiar. Cuando empezamos, todos estábamos estudiando, vivíamos en casa de nuestros padres y evidentemente, todo era más fácil.

Donde encontráis la ropa que lleváis en los directos? Es fácil localizar prendas que os permitan replicar el look de la vieja escuela?

“Bueno, en realidad no tratamos de replicar el look ochentero, para nosotros ésas son las pintas heavys de toda la vida, antes había más tiendas y tal, pero ahora hay que tirar más de fondo de armario jaja, aunque pensándolo bien, ahora se ha puesto de moda y venden elásticos y camisetas heavys en las tiendas pijas, de hecho ves por la calle peña con camisetas de Iron Maiden que no saben ni que son un grupo”. (risas)

Como replicáis el sonido ochentero de la época a nivel de equipo? Qué es lo más importante en ese sentido?

Muchas veces, más que el sonido, es la composición lo que hace sonar más clásico. También hay que adaptarse a los tiempos y ahora hay una tecnología brutal que te da muchas posibilidades a la hora de grabar.

Sergi Ramos