El gurú del prog, Steven Wilson, arranca una gira mundial con un espectáculo que roza la perfección. Barcelona se rinde ante las peculiaridades del maestro.

Se respiraba el ambiente de las grandes ocasiones. Desde que anunció las fechas que Steve Wilson visitaba nuestro país, el guru del prog generó expectación por que es sinónimo de calidad musical y últimamente le acompaña cierta polémica (pues donde hay alta espectación siempre hay alguien dispuesto a encontrar algún “pero”). Así que momentos antes de abrir puertas la distendida cola en la plaza del Fórum congregaba un amplio abanico de seguidores del progresivo: desde niños (anecdótico, claro pero que demuestra que la música bien entendida puede llegar a todos) hasta venerables ancianos, dando una media de edad a la que la mayoría nos gustaría llegar con su predisposición ante los grandes eventos. Hoy tocaba audición con el máximo exponente del Prog presentando “To The Bone” uno de sus trabajos más discutidos de su carrera y los más avezados en el tema no se lo quisieron perder.

Steven Wilson (Foto: Elena Marco)

El Auditori del Forum se está convirtiendo en un recinto emblemático para conciertos señalados. Después de acoger a los clásicos King Crimson y ahora proporcionar cabida al máximo exponente proggie actual ya se ha consagrado como el espacio para este tipo de conciertos. El factor de localidad numerada con asiento tiene sus pros y sus contras: La comodidad de disfrutar de la música en sets largos por una parte y la barrera psicológica que crea un frio distanciamiento entre escenario y público por la otra son los dos lados de la balanza.

El sonido roza la perfección. Punto. Wilson prueba algún experimento con altavoces detrás del público buscando efectos envolventes pero los encuentro escasos y tímidos.

Steven Wilson (Foto: Elena Marco)

El set de luces está a la altura del acontecimiento. Dinámico, cambiante, experimental y perfecto. Todo ayudado por una pantalla trasera y una tela delantera de “quita y pon” (tan apreciada por el colectivo de los fotógrafos del concierto) donde se proyectan videos e imágenes, creando varias capas de información visual muy efectivas. ¿Es algo Nuevo? No. ¿És lo último en técnologia? Tampoco. Pero es espectacular y funcional.

Al tema. Tras una introducción en forma de video conceptual la banda toma las tablas para defender, como se espera, su último trabajo. Tras “Nowhere Now” aparece Ninet Tayeb como artista invitada, colaboradora del proyecto, con un tema intenso como “Pariah”. Todos (la mayoría) quedamos encantados con su voz aterciopelada y con carácter que le da un plus a las actuaciones del artista, hecho que hemos podido disfrutar en sus shows de Madrid y Barcelona. Apareció apoyando temas como “People Who Eat Darkness”, la brutal “Ancestral” y ya en el bis con la corta y tierna “Blank Tapes”. Evidentemente se hubiera agradecido que apareciera en más temas, por la textura adicional que le añade la artista, pero aceptamos el regalo como guinda a un pastel delicioso.

La primera confesión de Wilson es reconocer que en esta, su tercera actuación de la gira que está empezando, todavía está descubriendo cosas y perfilando detalles. Uno de ellos es que todavía no sabemos si quiere que el público permanezca sentado o transmita algún feedback al escenario, así hay momentos en que pide que nos levantemos, pero pasado el “calentón” del momento la gente vuelve mansa a su redil… Otro punto que espero que vaya descubriendo es la mayor aceptación que tienen sus temas mas emblemáticos de su ya enterrado proyecto “Porcupine Tree” sobre su controvertido “To The Bone”.

Steven Wilson (Foto: Elena Marco)

Debido a la larga duración del espectáculo (casi tres horas) decide dividirlo en dos sets. La verdad es que la primera parte me pasó en un suspiro, así que aprovechamos el descanso para calmar nuestras necesidades y… Oh sorpresa! el punto de restauración había desaparecido por completo!!! Nos quedamos sin cervezas a la media parte (?).

La segunda parte arranca con “Arriving Somewhere but Not Here” de los añorados Porcupine Tree, para introducirnos al tema más “esperado/controvertido” de la velada “Permanating”. Independientemente del gusto y opinion de cada uno, su discurso sobre las fuentes que nos han influenciado a todos fue impecable. En un intento de quitarle las connotaciones peyorativas de la “música Pop”, Mr. Wilson defendió sus origenes con grupos Pop como The Beatles, Queen, ELO o los tributados ABBA así, el auditorio se transformó durante unos minutos en una improvisada discoteca, con bola de espejos y todo. Momento anecdótico al fin y al cabo, pues el set sigue con momentos intensos, psicodélicos, jazzísticos y un amplio abanico de sensaciones a los que el maestro nos tiene acostumbrados.

Steven Wilson (Foto: Elena Marco)

Al final la audiencia quedó más que satisfecha, cada uno echa en falta algún tema en concreto que cambiaría por alguno otro, pero la sensación general es de haber asistido a un evento que roza la perfección. Y la diva lo sabe.

Texto: Josep M. Llovera / Fotos: Elena Marco

Josep María Llovera

Promotor:Madness Live

Día:2018-02-03

Hora:20:00

Sala:CCIB - Auditori Forum

Ciudad:Barcelona

Puntuación:9