Fuimos pocos pero disfrutamos como muchos. Valencia está hecha de power metal gracias a OPERA MAGNA, un grupo que no tiene nada que envidiar a los titanes del género RHAPSODY (y sus innumerables submarcas), y a SYLVANIA. Ojala el tiempo les haga justicia y lleguen a más público. ¡Tienen la calidad para estar en lo más alto y en recintos mucho más amplios!.

¿Os imagináis que nos pudiésemos dividir con el simple chasquido de nuestros dedos?. Imaginad: podríamos estar al mismo tiempo con nuestra familia mientras dedicamos más horas a ese trabajo que siempre queda pendiente. Descansar e hacer la compra a la misma vez y lo más importante: cuando coincidan varios conciertos nos evitaríamos una masacre mental en la elección. Todo muy útil sí, pero olvidaríamos la importancia del momento y de nuestra elección.

Cuando coinciden varios conciertos y no está nuestro grupo favorito entre ellos, muchos nos vemos obligados a comernos la cabeza para saber a donde ir. Si ambas bandas nos gustan nos fijamos en el precio, donde estarán los colegas, en que sala es el concierto, teloneros, etc.

OPERA MAGNA y RIOT V tocaban el mismo día en la Ciudad Condal. Fui uno de los pocos que se decantó por los valencianos porque me gustan, y mucho, y tenía ganas de ver a GUADAÑA. Unos días antes de la fecha indicada, los gaditanos cayeron del cartel. La elección de SYLVANIA para sustituirlos no me desagradó, tenía curiosidad por verlos después de escuchar ese fantástico “Recuerdos del Mañana”.

Siendo ya el día del concierto, llegué con SYLVANIA sobre el escenario y quedé embadurnado por un gran potencial. Me explico: Alberto y los suyos estaban creando buenas dosis de power metal extraídas de su reciente, y recomendado, trabajo “Recuerdos del Mañana”. Temas como “Luna Quebrada” o “Finis Templarii” fueron un ejemplo de contundencia y pelea. Pese a que el setlist se basó especialmente en su segundo disco; nos sorprendieron con una cover una de “Hijo de la Luna”, en honor de STRAVAGANZZA, e otra de “Eagle Fly Free” de HELLOWEEN. También hay que destacar ese medley que nos regalaron con lo mejor de su primer trabajo. La interpretación vocal fue notable de principio a fin e a nivel instrumental todo fue de 10, lástima que acabasen porque la gente se lo pasó en grande.

Estábamos a punto de quedarnos sin palabras. Como un dragón con ansias de sacudirnos con sus llamas, OPERA MAGNA aterrizaron sobre la sala catalana. “Rojo Escarlata” y “Para Siempre” fueron las elegidas para abrir y levantar a un personal lleno de energía. La técnica de José y los suyos es digna de alabanza, tienen un potencial incuestionable y una contundencia en directo que quedó demostrada con el primer acorde de la velada. No decreció esa calidad inicial, todo lo contrario: aumentó. “Un Sueño en un Sueño” y “El Corazón Delatador” fueron ejemplo de ello.

Ante tal vendaval, el respetable reunido rugía de tal manera que parecía que la sala estuviese totalmente abarrotada. No era para menos: el espectáculo era magnánimo. Lástima que las luces no estuvieran a la altura pero fue compensado con mucho power metal, el sorteo de una copia de “Acto II” y con “Largo Viaje”.

“Después de tí” puso un toque lleno de luz mientras que “El Pozo y el Péndulo” volvió a poner encima de la mesa esa adrenalina que tan bien saben componer. El final se acercaba e “Hijos de la Tempestad” anticipaba un final épico. Así lo fue: “Por Un Corazón de Piedra” y “La Herida” pusieron el punto y final a una noche llena de power metal.

Fuimos pocos pero disfrutamos como muchos. Valencia está hecha de power metal gracias a OPERA MAGNA, un grupo que no tiene nada que envidiar a los titanes del género RHAPSODY (y sus innumerables submarcas), y a SYLVANIA. Ojala el tiempo les haga justicia y lleguen a más público. ¡Tienen la calidad para estar en lo más alto y en recintos mucho más amplios!.

Josep María Llovera ,Alex Hidalgo

Promotor:Opera Magna

Día:2017-12-02

Hora:20:00

Sala:Bóveda

Ciudad:Barcelona

Teloneros:Sylvania

Puntuación:9