Después de casi hora y media de concierto, la banda se retiró del escenario con “ThereIn”, aunque no tardarían en volver para interpretar un bis tremendo a base de “Encircled”, “State of Trust”, “Through Smudged Lenses” y la infaltable “Misery’s Crown”, que terminó de coronar la noche.

Mira que los conciertos en domingo por la noche generalmente son una bajona tremenda. La gente va porque le gusta la banda, pero con ese punto de pasotismo y adormecimiento propio del día de la semana que es. Pocas veces he visto conciertos eléctricos en un domingo (o un lunes) en una sala de mediano aforo. Hasta que vi a Dark Tranquillity arrasar el escenario del Razzmatazz 2 de Barcelona como si se tratase de un camión en el centro de una capital europea cualquiera.

Venían con “Atoma” bajo el brazo, un disco que mantiene el nivel y que recupera un poco del terreno perdido con “Construct”, donde se notó cierto cansancio en lo compositivo. Además, hacía cuatro años que no les veíamos en Barcelona con un concierto como cabezas de cartel y una fecha suelta en su actual tour europeo junto a Amon Amarth sirvió para que se obrase el milagro y viésemos un set completo (veintiún temazos! dos horas!) de los suecos.

Cuando Dark Tranquillity salieron al escenario poco después de las 21:00h lo hicieron ante el rugido propio de las citas muy esperadas. Razzmatazz 2 presentaba una buena entrada, alrededor de unas seiscientas personas, y el grupo salió a comerse a todos y cada uno de los asistentes. Quizá se terminaron comiendo los tímpanos de más de uno, porque el sonido estaba alto a nivel Manowar, algo que hizo el concierto algo molesto en algunos momentos. Más volumen no significa más heavy, señor técnico de sonido.

Arrancaron el concierto con “Force of Hand”, con Mikael Stanne recibido por el público como el gran frontman que es. A nadie le cabe duda de que gran parte del truco de Dark Tranquillity está en el inmenso carisma de Stanne, más allá de un legado musical al alcance de pocas bandas extremas. Además, los suecos siempre han sido capaces de traspasar géneros y no ceñirse a un solo tipo de público, lo que les ha beneficiado enormemente a la larga. El setlist de Barcelona tuvo un poco de todo y contentó a todo el mundo, lo cual no siempre sucede cuando una banda tiene una carrera de varias décadas. El inicio del show, con la mencionada “Force of hand” fue seguido de “The Lesser Faith” y tras un parón para saludar al respetable, la también nueva “Atoma”. Pero cuando Razzmatazz estalló fue con las primeras notas de “The Treason Wall”, el primer gran clásico de la noche.

Hubo muchos grandes momentos. Cuando presentaron “Terminus (Where Death is Most Alive)” la dedicaron a su ciudad de origen y la interpretaron con toda la caña necesaria. En las nuevas “The Pitiless” y “Neutrality” demostraron que “Atoma” está a la altura de “Fiction” y “Damage Done”. De este último tocaron unas cuantas, en la forma de “Final Resistance”, “Monochromatic Stains”, la ya mencionada “The Treason Wall”, y “White Noise / Black Silence”. El añadido de Christopher Amott le ha sentado muy bien a la formación sueca, así como la entrada de Anders Iwers, el hermano de Peter e historia viva del metal sueco.

El show quedó algo deslucido en lo que al uso de la pantalla de proyecciones se refiere. Razzmatazz no tiene un escenario especialmente espacioso entre la tarima y el techo, de modo que las proyecciones no se veían o directamente quedaban ocultas por la intensidad de la luz que había sobre el escenario. Un mal menor, porque al final la gente iba a dejarse el cuello. Como dijo un fan en las primeras filas mientras Stanne saludaba a los fans: “os quiero más que a mi familia”. Luego pidió permiso a los fotógrafos del foso para ondear sus greñas sin pegarle un cabezazo a nadie.

Después de casi hora y media de concierto, la banda se retiró del escenario con “ThereIn”, aunque no tardarían en volver para interpretar un bis tremendo a base de “Encircled”, “State of Trust”, “Through Smudged Lenses” y la infaltable “Misery’s Crown”, que terminó de coronar la noche.

Nunca más volveré a desconfiar de los conciertos en domingo.

Sergi Ramos

Promotor:Madness Live

Día:21:00

Hora:2017-04-09

Sala:Razzmatazz 2

Ciudad:Barcelona

Teloneros:Omnium Gatherum

Puntuación:9