Uno ya sabe sobradamente que un show de Him suele decepcionar pues históricamente sus directos no han sido nunca su fuerte, pero la verdad es que la primera parte del concierto de ayer fue de lo peor que he visto en tres lustros. Aunque hay que aplaudir que un grupo roce las dos horas de show, cosa que pocos hacen, pero los fallos de sonido y la realidad de que estamos ante un show que abre gira lastraron un concierto que sólo se salvó por ser largo, por los destellos técnicos de los músicos y por una masa de fans entregada hasta el tuétano.

Uno ya sabe sobradamente que un show de Him suele decepcionar pues históricamente sus directos no han sido nunca su fuerte, pero la verdad es que la primera parte del concierto de ayer fue de lo peor que he visto en tres lustros. Aunque hay que aplaudir que un grupo roce las dos horas de show, cosa que pocos hacen, pero los fallos de sonido y la realidad de que estamos ante un show que abre gira lastraron un concierto que sólo se salvó por ser largo, por los destellos técnicos de los músicos y por una masa de fans entregada hasta el tuétano.

De entrada se agradece que un sold out en el Razzmatazz dejara espacio y permitiera disfrutar de un concierto sin colas ni apretujones. La gente de Romanthica estuvo realmente bien, llenando el escenario y aprovechando el telón rojo de fondo de HIM, que les dio un toque de elegancia a un concierto que sonó muy bien. Los temas fueron reconocidos por la gente, con un David Gohe encantado de estar allí, comunicándose con el público y consiguiendo un gran feedback con el gentío, que llegó a animarse a cantar un tema. Había mucha gente extranjera y la verdad es que se los ganaron. Rubén dio un gran derroche de energía armado con su guitarra para terminar con un aplaudidísimo último tema. En la despedida hicieron sonar de fondo el tema gnóstico “Dominique nique nique”. Bonito y original final. Cumplieron bien dando colorido y su estilo casa perfectamente con los finlandeses. Bien maqueados y flanqueados por dos plafones laterales, sus temas tienen pegada y para nada les vino grande ni la sala ni la papeleta de abrir para HIM.

HIM han anunciado la disolución del grupo aunque también una gira americana. Puede que sea otra “despedida” más de las que nos suelen colar, pero tengamos en cuenta que el repaso largo de todos sus discos en casi dos horas sí que apunta a que igual lo dejan durante un largo lapso de tiempo. HIM dieron todo el protagonismo a lo musical, con ese telón rojo de fondo y nada más. La sala rugió y las voces femeninas se hicieron notar mientras el grupo arremetía con una deslucidísima versión de “Buried Alive By Love”. El sonido fue realmente pésimo hasta el punto que costaba discernir qué tema estaban tocando. Desgana aparente, sonido pésimo y un Valo bastante comedido bajo una boina francesa. Fue uno de los conciertos más oscuros que he podido ver relegando los juegos de luces para el final.”Heartache every Moment” funcionó más por la devoción de los fans que por otra cosa y “Your Sweet Six Six Six” quedó apagada.

La gente se sabía las letras y las cantó todas a pleno pulmón, algo que contrastó con un Valo que desafinó por momentos y que no terminaba de cogerle el punto a esas transiciones vocales que hace con gorgoritos y con su amplio registro de tonalidades. De hecho, es lo que le hace especial como cantante. En “Resurrection” me pregunté si realmente es el mismo cantante que graba los discos… “The kiss of Dawn” siguió sin pena ni gloria entre el enmarañado caos sónico. Linde Lindström fue el que más lució en los solos a pesar de que tardaríamos bastante en poder apreciar en su plenitud todo el nivel que atesora. Teclados altos en “The Sacrement”, pero una joya como esta merece sonar en todo su esplendor. Recuperaron el tema homónimo de “Tears on Tape” y naufragaron en la preciosa “Rip Out the Wings of the Butterfly”. El caos seguiría reinando con “Stigmata Diaboli”, la casi irreconocible “Gone with the Sin” o “Bleed Well”.

Fue con la versión de Chris Isaak cuando las cosas empezaron a sonar como debían. Incluso la voz de Valo se hizo más profunda y los instrumentos lucían. El bajo de Mige Paanen estaba sonando alto pero muy poco definido. Incluso Valo empezó a demostrar su valía como cantante jugando con sus adornos vocales. “Killing Loneliness” funcionó a medias y en “Poison Girl” se hizo el delirio con toda la gente cantando todas las estrofas. Son canciones míticas que poco a poco iban ganando consistencia. “Heartkiller” precedió una buena “Join Me in Death”. Histórica canción… ¡con ella empezó todo! Ville Valo estuvo poco comunicativo. Incluso cuando le lanzaron alguna camiseta no llegó ni a cogerla. Los sujetadores de los bises sí que los recogió y los entregó al barbudo Paanen. La lírica “In Joy and Sorrow” sonó como debía potenciada por las teclas de “Burton” Puurtinen y definitivamente empezaron a ser los Him que esperábamos con “Right Here in My Arms”.

Uno de los momentos de la noche fue la delicada y bella “Funeral of Hearts”, Una obra maestra que afortunadamente sonó en el tramo final. Despedida y unos minutos bañados por luces azuladas. El respetable cantó y Valo nos dijo que quedaba un puñado más de canciones. Las elegidas serían “Rebel Yell” de Billy Idol, muy bien defendida, y la balada “When Love and Death Embrace” que rebajó pulsaciones tras la festiva cover del gran Idol. Sorprendentemente se olvidaron de “Pretending”, la que creía yo que cerraría la velada. En la despedida uno puede ver detallitos tales como que Valo se largó el primero casi sin despedirse. El resto le siguió tras saludar y finalmente se quedó el batería “Kosmo” Kröger para tomar una foto.

Reconozco que era mi primera vez con HIM y salí muy defraudado. Disco y directo poco tienen en común especialmente por la voz de su líder. Puede que al ser el inicio de gira el cúmulo de errores se precipitara, pero el primer tramo de concierto fue impropio de un grupo como HIM. Por otro lado hay que agradecer que se estiraran hasta casi las dos horas y completaran un setlist con temas de todos sus discos. Finalmente el sonido permitió apreciar las canciones y salvaron los muebles pero lejos están de lo que podemos esperar. A la salida muchos de sus fans salían en una nube y tomaron posiciones para aguardar la salida del grupo (o de Valo). Es impresionante el fenómeno fan en HIM pero entiendo que quizá Linde quiera volar solo. Veremos si hay despedida finalmente, algo triste si esta es la última imagen que tenemos del grupo.

Sergi Ramos ,Jordi Tàrrega

Promotor:Live Nation

Día:2017-06-14

Hora:20:15

Sala:Razzmatazz

Ciudad:barcelona

Teloneros:Romanthica

Puntuación:5