Hace prácticamente un año que tuvimos a EUROPE en esta misma sala, la Razzmatazz. Por aquel entonces, además, hacía cinco meses que habían tocado en el “Rock Fest Barcelona 2015”. La verdad es que vamos serviditos de EUROPE por estas tierras, y, por si fuera poco, si alguno no se ha enterado todavía, también estarán en el “Rock Fest Barcelona 2017”. En los últimos años, la banda suele visitarnos con una frecuencia inusitada, aun así, siguen llenando la grande de las Razzmatazz con cada venida.

Hace prácticamente un año que tuvimos a EUROPE en esta misma sala, la Razzmatazz. Por aquel entonces, además, hacía cinco meses que habían tocado en el “Rock Fest Barcelona 2015”. La verdad es que vamos serviditos de EUROPE por estas tierras, y, por si fuera poco, si alguno no se ha enterado todavía, también estarán en el “Rock Fest Barcelona 2017”. En los últimos años, la banda suele visitarnos con una frecuencia inusitada, aun así, siguen llenando la grande de las Razzmatazz con cada venida. En esta ocasión, la cita era casi obligada, ya que aterrizaban en Barcelona con la intención de celebrar el treinta aniversario del exitoso “The Final Countdown” (1986), su tercer álbum de estudio.

Antes que a los suecos, tuvimos el honor de disfrutar a IMPERIAL JADE, con el añadido de que la banda es catalana. Y la verdad es que el quinteto del Maresme lo bordó. Hace un mes formaron parte del “Calella Rock Festival”, y ahora los teníamos aquí, nada más y nada menos que teloneando a EUROPE. En tres cuartos de hora se metieron a la gente en el bolsillo, retornándonos durante ese periodo de tiempo a los setenta. Desde la puesta en escena a la música, todo huele a esa época. El blues está más que presente en su propuesta, además, cuentan con un pedazo de frontman como es Arnau Ventura. El concierto, formaba parte de la extensa gira española de presentación de su primer larga duración “Please Welcome” (2015), y de bien seguro que salieron de la Razzmatazz con nuevos adeptos. Los aplausos que se llevaron al despedirse son buena muestra de ello.

Y tras IMPERIAL JADE, media horita de preparativos más tarde, el técnico apretaba el play para que las dos pantallas de fondo comenzaran a reproducir una espectacular bienvenida, al más puro estilo cinemático de Luca Turilli. Eran las 21:00 h de la noche, y, una vez finalizada la introducción, ya teníamos a los cinco suecos sobre las tablas. Joey Tempest, avisaba al respetable, de antemano, que hoy iban a tocar una parte de “War Of Kings” (2015), su último disco, y otra de “The Final Countdown”. Tempest, es uno de esos cantantes privilegiados, capaz de defender temas de hace treinta años con gran maestría. No para de moverse en todo el concierto, sigue regalando a las nenas posturitas propias de sus años mozos, zarandeando el pie de micro como solo él sabe, sonriente en todo momento, y se muestra agradecido con el público. Incluso se atrevió con algunas palabras en catalán. He aquí un ejemplo de lo que viene a ser un frontman en mayúsculas.

En la primera hora de actuación, como ya nos advirtieron, EUROPE repasó de manera íntegra su “War Of Kings”, prácticamente en el mismo orden. El tema homónimo, sin embargo, lo dejaron para el final. Arrancó la velada con “Hole In My Pocket”, “The Second Day” y “Praise You”. Tres temas del tirón y Tempest vuelve a saludar. John Norum, por su parte, demostró su autoridad a las seis cuerdas, sobre todo con la instrumental “Vasastan” y con la arabesca “Rainbow Bridge”. John Levén, el bajista tranquilo, va a su rollo, y Mic Michaeli, con gafas oscuras y el sombrero vaquero, sigue siendo una de las piezas clave en el sonido EUROPE. Ian Haugland, lo divisa todo desde atrás, aporreando los parches como bien sabe. Como podréis imaginar, en un mismo concierto, tuvimos las dos caras de la moneda. Una primera hora con unos EUROPE totalmente actualizados, sonando tremendos y regalándonos una gran cantidad de medio tiempos, como “Nothin’ to Ya”, “California 405” y “Children Of The Mind”, o la bluesera “Angels (With Broken Hearts)”, para luego alegrar un poco más al personal con “Days Of Rock ‘n’ Roll”, ese guiño al pasado glorioso de la banda, acompañado por las imágenes del clip promocional, o “Light It Up”. Y una segunda parte en la que el público, como por arte de magia, despertó de su letargo para convertirse en desequilibradas adolescentes de la Súper Pop.

En efecto, fue comenzar la cuenta atrás en las pantallas de fondo y todo el mundo a sacar los móviles de su bolsillo. Para el glorioso arranque de “The Final Countdown”, la Razzmatazz era un mar de pantallitas. Imposible disfrutar del tema con los berridos de la enloquecida fan de turno taladrándote el tímpano, menos todavía cuando tienes a tu espalda a dos cuarentones botando y gritando el dichoso “tiroriro, tiroriroriiii…”. En cuestión de minutos, el concierto pasó de ser un funeral a una fiesta de fin de año. Ahí tenemos, una vez más, la muestra de que lo revival vende. Con “Rock The Night” más de lo mismo. Yo ya no sabía dónde meterme. Mira que EUROPE sonaba como nunca, pero es que el volumen del griterío era tal que solapaba los altavoces de la Razz. Las pantallas de fondo, sirvieron durante el segundo tramo de concierto para ofrecernos fotografías de aquel “Final Countdown Tour” que los suecos pasearon por todo el mundo. La sinergia entre música e imágenes fue realmente mágica.

En el tercer corte extraído de “The Final Countdown”, “Carrie”, Joey invitó a cantar al público el estribillo, y a capela. El resultado ya lo podéis imaginar… El vocalista, cambió su camisa de domador de leones por una chupa de tachuelas, para ese segundo tramo del concierto. Cosa que le ayudó más aún a meterse en el papel. Asimismo, apareció en escena con su mítico pie de micro blanco. “Danger On The Track” y “Ninja”, apaciguarían, en cierta medida, al público, que volvió a enloquecer completamente con “Cherokee”. La recta final llegó de la mano de “Time Has Come”, “Heart Of Stone”, “On The Loose” y “Love Chaser”, con guiño final a “The Final Countdown”, como guinda del pastel. Lo cierto es que todo fue sobre ruedas. Da gusto ver a una banda ofreciendo esas dos caras de sí, capaz de revisar un álbum histórico, calcando su ejecución nota a nota, y apostando, de la misma manera, por su material más reciente. A diferencia de lo ocurrido con el “Return To Roots” de los Cavalera, concierto en el que más de uno salió con un regustillo amargo, creo que, en esta ocasión, todos contentos para casa.

Texto: Ivan Allué / Fotos: Sergi Ramos

Promotor:Rock'n'Rock

Día:22-11-2016

Hora:19:45

Sala:Razzmatazz

Ciudad:Barcelona

Teloneros:Imperial Jade

Puntuación:9