Una noche fría, muy fría. La sala Changó en Madrid se engalanaba para recibir como se merece a una reputadísima, inquebrantable e incesante... ¿Qué? ¿Cómo? Venga hombre, que voy a hablar del concierto que Entombed A.D. dieron en Madrid no del final de Gran Hermano.

Una noche fría, muy fría. La sala Changó en Madrid se engalanaba para recibir como se merece a una reputadísima, inquebrantable e incesante… ¿Qué? ¿Cómo? Venga hombre, que voy a hablar del concierto que Entombed A.D.  dieron en Madrid no del final de Gran Hermano.

Me voy a centrar y a empezar de nuevo:

Cervezas, riffs potentes, caras amables y auténtico Death Metal, así es como podría definir el espectáculo de Entombed A.D. La banda capitaneada por el carismático Lars Göran Petrov llegó a la Sala Changó con ganas de marcha, y se marcaron un directo sobresaliente.

En 1987 en las gélidas calles de Estocolmo nacía una banda llamada Entombed. Ellos fueron, posiblemente, los pioneros de la escena death metal escandinava que tantas alegrías nos ha dado. Bandas como Meshuggah, Hipocrisy, Scar Symmetry o los propios Entombed forman parte de este movimiento que ha influenciado a miles de bandas a lo largo y ancho del planeta tierra.

Encabezados por Entombed A.D. y acompañados de los carismáticos Voivod, los americanos Lord Dying y el sorprendente dúo noruego Barren Womb el Dead Dawn European Tour llegaba a España con parada en Madrid y Barcelona.

Centrándonos en el show, la sala no acompañó. Apenas media entrada (y estoy siendo muy generoso) y un ambiente un poco frío, como la noche, que poco a poco se fue caldeando aunque la sala no registró en ningún momento, ni siquiera con Entombed A.D.  un aspecto más saludable. Éramos pocos, sí, pero muy ruidosos.

Voivod salieron al escenario como lo que son, una banda carismática y con solera. Ellos lo saben y pase lo que pase, sobre el escenario, se divierten e intentan que el público pase un buen rato. Posiblemente el de hoy no ha sido su mejor directo. Un sonido que no acompañaba, la guitarra de Daniel Mongrain costaba mucho oírla. Cerveza en mano y con una sonrisa eterna Denis Bélanger a la voz, por momentos se parecía más a Ozzy Osbourne que a sí mismo y Michel Langevin con las baquetas se defendía como podía. Curiosa anécdota verle tocar con la batería de los propios Entombed A.D. Aproximadamente una hora y pico estuvieron sobre el escenario el cuarteto canadiense en el que repasaron su extensa discografía en la que no faltaron temas como  “Post Society”  o su carismática “Voivod” con la que cerraron el concierto.

Tras más de media hora de espera, aproximadamente a las 22:00h aparecieron Entombed A.D. sobre el escenario. El cuarteto de Estocolmo presentaba su último álbum “Dead Dawn” y querían dejarnos un buen sabor de boca, y vaya si lo hicieron, porque se marcaron un concierto potente, bien ejecutado y sin fisuras. Los amplificadores Laboga de Johan Jansson y sobre todo de Nico Elgstrand sonaron increíbles. La base rítmica con Olle Dahlstedt a la batería y Victor Brandt al bajo, funcionaba a pleno rendimiento. Y como no, el carismático frontman Lars Göran Petrov perfecto en la voz… y es que, la experiencia es un grado.

Si bien Voivod nos dio la de arena a Entombed A.D.  no le quedó otra que darnos la de cal. Y sí, desde el principio demostraron que están en plena forma, con un Lars llevándose al público a su terreno como en “Midas In Reverse” con algún desmadre por su parte, algún gesto grosero de esos que tanto le gusta hacer y siempre con su inseparable cerveza en mano, el campechano cantante estuvo muy cercano al público, cosa que se agradece. Resulta curioso ver como alguien como él ofrece su mejor sonrisa entre canción y canción para acto seguido fruncir el ceño para comenzar el siguiente tema. Así llegó “Dead Dawn” canción que da nombre a su último disco y que tan buena acogida está teniendo. Sin duda sonidazo, con muy buenos momentos como en “Revel In Flesh” que personalmente fue el tema que más disfruté de la noche. “Left Hand Path” fue otro de grandes momentos, y pesar de la velocidad, en el show hubo tiempo también para los pasajes más densos como en “Night of the Vampire” o “Chief Rebel Angel“.

Tras una hora y quince minutos aproximadamente Entombed A.D. dieron por concluido su potente y vertiginoso directo. Una de las bandas referencia del Death Metal escandinavo nos ofrecieron su mejor versión en una noche que no acompañaba, con una sala a medio gas y muchas dudas. Pero una vez más Entombed A.D. nos demostraron porqué están donde están.

Texto: Ángel Garrido Alonso / Fotos: Sergi Ramos (Barcelona)

Texto: Ángel Garrido Alonso / Fotos: Sergi Ramos (Barcelona)

Promotor:Madness Live Productions

Día:2016-11-10

Hora:18:30

Sala:Changó

Ciudad:Madrid

Puntuación:7