En cualquier caso, con la reciente reunión de los miembros clave del grupo bajo su viejo logo y nombre, la versión liderada por L.G. Petrov se encontrará en una encrucijada y tendrá que o bien reinventarse o disolverse. El tiempo dirá y veremos en qué acaba todo este culebrón.

Interesante y variopinta noche la que se nos presentaba en la sala Bikini con dos bandas líderes dentro de su género que combinadas daban como resultado un paquete de gira que a priori debería haber seducido a mucha más gente y no a apenas 150 personas que son las que se dieron cita en la sala. La respuesta no parece muy difícil de encontrar; desde que Octubre arrancara en la Ciudad Condal se han programado decenas de conciertos de rock/metal y derivados llegando hasta el punto de que en el mismo día se suceden 2 o 3 conciertos de bandas de estilos idénticos, no habiendo público para llenar tanta sala. Eso y que aquí siempre sucede lo mismo; llenan los grandes que vienen cada 6 meses mientras palman los pequeños, por muy atractivos y golosos que sean.

Si bien es cierto que tanto ENTOMBED como VOIVOD están bastante vistos por aquí (los segundos sobre todo en el último lustro), ambas bandas suelen tener un público bastante fiel, no muy amplio, pero sí leal y suficientemente grande como para doblar o triplicar tranquilamente la entrada ridícula de poco más de 100 personas. La masificación de conciertos tiene su parte de culpa, pero aún en menor grado también la tiene el arranque de los mismos; por algún motivo que ahora se me escapa todos los conciertos a los que he ido en los últimos dos meses cumplen el mismo protocolo que consiste en abrir a las 6, hacer tocar a la primera banda a las 6 y pico y cerrar el chiringuito como muy tarde a las 11 de la noche. Esos horarios en cualquier otro país serían los idóneos pero no en España donde lo normal es salir de trabajar entorno a las 6/7 de la tarde. Si a eso le sumamos el desplazamiento hasta la sala a esas horas punta, es normal y comprensible que las salas estén semi vacías hasta bien entrada la tarde, lo que hace que mucha gente directamente ni se compre la entrada para acabar perdiéndose la mitad del cartel. Desconozco si es cosa de las salas, promotores o una nueva normativa municipal, lo que está claro es que ni casa con los horarios laborales de este país ni gusta a los que han de perderse conciertos no por dinero o ganas sino por imposibilidad de compatabilizarlos con sus curros.

Tras la peripecia que supone entrar en Barcelona en coche a esas horas de la tarde, no pudimos llegar a tiempo para ver a la banda encargada de abrir el bolo, unos tales BARREN WOMB. Nada más llegar, arrancaban los segundos teloneros LORD DYING, un combo procedente de Portland, Oregón, con 2 discos en su haber editados por Relapse Records. Desconocidos totalmente para mi, creo que la etiqueta de Sludge Metal no les hacía mucha justicia pues los norteamericanos rozaban el Death Metal en muchas ocasiones. En cualquier caso, el cuarteto salió a darlo todo con un sonido espectacular (Como suena el Bikini, ¡No tiene rival!) ante, eso sí, una muy escueta audiencia. Repasaron LORD DYING sus 2 trabajos editados hasta la fecha “Summon the Faithless” y “Poisoned Altars” centrándose sobre todo en el segundo. Tras 40 minutos de actuación, la banda se despidió dejando un muy buen sabor de boca y allanando el terreno para que VOIVOD salieran a arrasar.

Exceptuando su anterior y reciente visita con CARCASS, NAPALM DEATH y OBITUARY que fue un sold out épico, los canadieneses VOIVOD nunca tuvieron la fortuna de cara en sus diferentes visitas a Barcelona. Ya fuese con NEUROSIS a finales de los 90 o hace unos 5 años en el Mephisto,  siempre han tenido que soportar el ver salas medio vacías, con un puñado de fanáticos delante, pero vacías a fin de cuentas. O eso o bien les toca colarse de teloneros de gira de bandas con las que pintan poco como sucedió con SEPULTURA en el 2009 (impagable el careto que se le quedó a los brasileños al ver al personal abandonar la sala tras la descarga de VOIVOD) o más recientemente con ARCH ENEMY. En cualquier caso, es una banda que por calidad y trayectoria bien merecería encabezar sus propias giras congregando a un número considerable de gente, algo que por lo menos en este país no sucede y que deja en evidencia que aquí lo que tira es el metal fácil, el de cliché, el de manual, el “apto para todos los públicos”. Lejos de arrugarse ante las poco más de 100 personas que habría viéndoles, VOIVOD salieron a por todas y tras unos pocos minutos se les veía disfrutando del show como si delante de miles de personas estuvieran tocando. Su set fue corto pero intachable, centrándose sobre todo en sus viejos temas y presentando algún que otro corte más reciente como “Fall” y “Post Society” de su último EP (Curioso que dejaran completamente de lado su último y gran disco hasta la fecha “Target Earth”). No obstante, los temas que se llevaron todos los vitores fueron esos grandes himnos para los cuales no pasa el tiempo y que todo el mundo conocía y canturreaba tales como “Killing Technology” con la que arrancaron, “Tribal Convictions”, “Order of the Blackguards”, “The Prow”, “Chaosmöngers” o las añejas “Körgull the Exterminator” y “Voivod” con la que lógicamente cerraron. Away iba a lo suyo, en su mundo como de costumbre mientras que Snake, Chewy y el recién llegado Rocky se lo pasaban pipa correteando de arriba a abajo e interactuando con la audiencia a pesar de lo poco abultada que era ésta. Dejando un muy buen sabor de boca, los canadienses abandonaron el escenario para dar paso a los cabezas de cartel de la noche.

Quizá con un pelín más de gente, los suecos ENTOMBED A.D. salieron y pese a arrancar con un tema de su nuevo trabajo “Dead Dawn”, se metieron rápidamente al público en el bolsillo con los primeros acordes de su clásico “Stranger Aeons”. El sonido, algo más embarullado que con VOIVOD, enturbió un poco esos viejos temas que uno recuerda con un sonido determinado y que a día de hoy los suecos se emperran en tocar de otra forma y con otro enfoque. He de serles franco, apenas podía identificar muchos de esos viejos temas que me acompañan desde hace más de 2 décadas hasta bien entrados los mismos (tempos diferentes, solos de guitarra totalmente modificados, temas acortados drásticamente…). Imagino que conscientes de la que se les avecina con la reciente reunión de los ENTOMBED verdaderos (los capitaneados por Nicke Andersson, Alex Hellid y Uffe Cederlund), la banda liderada por L.G. Petrov intentó ganar credibilidad y legitimidad tirando de repertorio antiguo principalmente y es que salvo un par de temas nuevos y “Chief Rebel Angel”, el resto de cortes que los suecos interpretaron procedían de la década de los 90 como “Eyemaster”, “Living Dead”, “Revel in Flesh”, “Wolverine Blues”, “Like this with the Devil”, la versión de Roky Erikson “Night of the Vampire” y el binomio “Left Hand Path”/”Supposed to Rot” con el que cerraron (aunque creo que entre medias intercalaron otro tema que ahora mismo no recuerdo). Temas que curiosamente nadie de los presentes sobre el escenario había compuesto, da que pensar.

Pese a que la banda rozó un muy buen nivel y la gente disfrutó de lo lindo con sus pogos y demás, hay dos factores que no me acaban de convencer y que creo que la banda debería subsanar. L.G. Petrov siempre fue un desfasado, pero llegados a cierto punto resulta hasta casi cómico verle en ese avanzadísimo estado de embriaguez, con los ojos inyectados en sangre, balbuceando, eructando, vaciando latas de cerveza como si no hubiese mañana, fumando a la primera de cambio detrás de los amplificadores, bromeando sobre chorradas que nadie acabó de entender, enredándose continuamente con unos auriculares que tenía en el bolsillo… Todo ello tendría un pase de no ser porque afecta a su voz, ya de por sí maltrecha y a años luz del vozarrón que este tipo se gastaba en los años 90. Todo ello nos lleva al segundo punto para mi necesario a comentar, la dirección del grupo. Se supone que ENTOMBED A.D son una banda de Death Metal pero oyendo a un cantante que parecía sacado de una banda de Hardcore y escuchando esos viejos temas interpretados de una forma totalmente diferente sin atmósfera ni oscuridad alguna, a uno le da que pensar. Entiendo que la banda ha evolucionado y prefiere tirar en una dirección diferente, pero cuando centras tu repertorio casi exclusivamente en tus viejos temas (los más Death Metal) el setlist debe ir acompañado de cierta actitud y enfoque sonoro afín a esos viejos días del grupo, si no acabas pareciendo una banda de versiones de ENTOMBED en vez de los propios ENTOMBED (Que me da a mí que es lo que realmente vimos por muy cruel que parezca decirlo).

En cualquier caso, con la reciente reunión de los miembros clave del grupo bajo su viejo logo y nombre, la versión liderada por L.G. Petrov se encontrará en una encrucijada y tendrá que o bien reinventarse o disolverse. El tiempo dirá y veremos en qué acaba todo este culebrón.

Javi Félez ,Sergi Ramos

Promotor:Madness Live

Día:2016-11-09

Hora:20.00

Sala:Bikini

Ciudad:Barcelona

Puntuación:7