Riff Raff

Lo último de Sergi Ramos:

  • Gracias por todo, Sam.

    Cuando un amigo me dijo que tenía “lo mismo que el Ezquerro” tuve unos días realmente duros e intercambiamos mensajes. Me alegré al verte en fotos asistiendo a un concierto hace poco y dando señales de que seguías dando guerra y peleando. Mil gracias por haber estado con nosotros y por tus descubrimientos de grupos y por tus lecciones sobre la vida.

  • Accept, AC/DC y el origen de “I’m a Rebel”

    “Hicimos nuestro primer disco y la gente dijo ‘si, Accept están bien, pero les falta un himno’” explica Wolf Hoffmann en una entrevista telefónica que realizamos hace unos meses, buscando los orígenes de esta canción. “Nuestro publisher en Hamburgo nos dijo que porqué no hacíamos lo que muchas otras bandas de éxito hacían al principio, que era coger a algunos compositores profesionales y usar sus canciones, algo que hacían muchas bandas en aquellos tiempos”.

  • El disco romántico de Anal Cunt

    Algo así como si Extreme hubiesen grabado un disco lleno de derivados de “More Than Words” pasados de heroína inhalada y hubiesen hablado con una amiga feminista sobre su opinión del patriarcado.

  • El Black Metal de verdad es cosa de negros

    ¿Qué tiene de black metal que un montón de niños pijos escandinavos con ganas de liarla se pongan a hablar de Satanás y el mal? Si nos ponemos serios, es bastante más black y tenebrosa una declaración paralela de la Agencia Tributaria que todos los satanismos que puedan vomitar estos chavalines de Watain. Y lo de hacer fotos de sesos desparramados como la mítica portada de Mayhem lo hace últimamente mucho mejor y de manera más efectista el Estado Islámico.

  • Anvil son malos

    Pero la parte sensible que despierta “The Story of Anvil” no debe ocultar el hecho más claro y obvio de todos. Que si tu banda no ha llegado a ninguna parte en treinta años, no va a llegar a ninguna parte en treinta y uno.

Zelig's Corner

Lo último de Jordi Tàrrega Amoros:

  • No es metal, pero Midge Ure sigue encandilando

    Más allá del estilo musical hay canciones y estilos que pueden emocionarte o hacerte recordar momentos perdidos en el tiempo. Bandas sonoras de nuestra vida en unos años en los que la radio y la televisión apostaban por la música. Midge Ure está en el inconsciente colectivo y muchas de sus canciones son por todos conocidas a pesar de que la gran mayoría desconoce que son suyas.

  • When the Raven Flies: ¿La mejor película de vikingos de todos los tiempos?

    Hay películas mucho más espectaculares ambientadas en esa era, y con más medios, pero ninguna de ellas posee esa aura mágica ni la autenticidad conseguida en “When the Raven Flies”.

  • Nace un mercadillo musical en Barcelona: Rocksound Market

    La historia es sencilla, pero la idea es brillante. Los muchos habituales de los conciertos barceloneses han decidido poner a la venta parte de su material. Estamos hablando de fotógrafos, periodistas o diseñadores de camisetas que poseen auténticas joyas y las ponen a la venta en la bulliciosa sala Rocksound barcelonesa.

  • Películas: Searching for Sugar Man

    El mundo de la música tiene historias preciosas y esta es de las que se lleva la palma: Sixto Rodríguez, un músico que pasó sin pena ni gloria en el negocio en el Detroit de los primeros años 70 decide tirar la toalla y ganarse la vida como cualquier otro ser humano: trabajando en lo que puede. El Rodríguez músico desaparece de la faz de la tierra y no volverá hasta un inesperado giro del destino muchas décadas más tarde.

  • Películas: Killing Joke, The Death and Resurrection Show

    El film cae en protagonismo absoluto de Coleman, ese británico de ascendencia india que en su día fue visto como un anticristo y que se autoproclamó en su día reencarnación de Aleister Crowley. La magia negra y los rituales hicieron del grupo algo realmente especial, y definitivamente no era una pose.